VITAMINA B3: Niacina, ácido nicotínico, nicotinamida o factor PP

La niacina, también conocida como ácido nicotínico o niacinamida, puede ser fabricada por el mismo organismo mientras no falten las otras vitaminas del grupo B.

Propiedades: Es vital en la liberación de energía para el mantenimiento de la integridad de todas las células del organismo y para formar neurotransmisores.

Es esencial para la síntesis de hormonas sexuales, y la elaboración de cortisona, tiroxina e insulina en el organismo, ayudando, por tanto y entre otras cosas, a mantener una piel sana y un sistema digestivo eficiente.

Es indispensable para la salud del cerebro y del sistema nervioso.

Carencias: La deficiencia de esta vitamina puede estar provocada por tratamientos prolongados de ciertos medicamentos.

Origina el síndrome de las tres D, o pelagra: dermatitis, diarrea y demencia.

Los síntomas cutáneos se manifiestan con dermatosis en zonas expuestas a la luz solar, los neurológicos pasan por apatía, ansiedad, confusión, alucinaciones, y demencia, y los síntomas digestivos son anorexia, diarrea, glositis y gastritis.

Excesos: En dosis altas la niacina se utiliza para tratar enfermedades como hipercolesterolemia.
Puede provocar rubor facial, prurito, alteraciones gastrointestinales o agravar el asma.
Puede asimismo provocar una elevación del ácido úrico.

Fuentes: Carne magra, pescado, levadura de cerveza, salvado de trigo, cacahuetes, el germen y harina integral de trigo, orejones de melocotón y albaricoque, maíz, pimiento rojo, verduras de hoja, tomate, melón, mango, leche, queso y huevos

.Alimentos ricos en vitamina B3 o niacina (por cada 100 grs de alimentos)

  • Levadura de cerveza: 58 mg.
  • Salvado de trigo: 29.6 mg.
  • Cacahuete tostado: 16 mg.
  • Hígado de ternera: 15 mg.
  • Almendras: 6.5 mg.
  • Germen de trigo: 5.8 mg.
  • Harina integral de trigo: 5.8 mg.
  • Orejones de melocotón: 5.3 mg.
  • Arroz integral: 4.6 mg.
La niacina y la niacinamida son formas de vitamina B3.

La vitamina B3 se encuentra en muchos alimentos incluyendo la levadura, la carne de vacuno, la leche, los huevos, las verduras verdes, los porotos y los granos de cereal.

La niacina y la niacinamida también se encuentran en muchos suplementos de complejo de vitamina B juntas con las otras vitaminas B. La niacina se usa para el colesterol alto. También se usa junto con otros tratamientos para los problemas de la circulación, para los dolores de cabeza de migraña y para disminuir la diarrea asociada con el cólera.

La niacina también es utilizada por la gente que usa drogas ilegales para evitar mostrar un resultado positivo de drogas en la orina. La niacinamida se utiliza para el tratamiento de la diabetes y para dos trastornos de la piel llamados pénfigo buloso y granuloma anular.

La niacina o la niacinamida se usan para prevenir la deficiencia de vitamina B3 y para afecciones vinculadas a esa deficiencia tal como la pelagra. Ambas formas de vitamina B3 se utilizan para la esquizofrenia, las alucinaciones debido a las drogas, la enfermedad de Alzheimer y la pérdida de la habilidad de pensar relacionada con la edad, para el síndrome cerebral crónico, la depresión, los mareos, la dependencia del alcohol y para la retención de líquidos (edema).

Algunas personas usan la niacina o niacinamida para el acné, la lepra, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la pérdida de la memoria, la artritis, la prevención de los dolores de cabeza premenstruales, para mejorar la digestión, para la protección contra las toxinas y los contaminantes ambientales, para disminuir el efecto del envejecimiento, para disminuir la presión arterial alta, para mejorar la circulación, para promover la relajación, para mejorar el orgasmo y para la prevención de las cataratas. La niacinamida se aplica a la piel para el tratamiento de un trastorno inflamatorio llamado acné vulgar.


El tratamiento y la prevención de la deficiencia de niacina y algunas afecciones relacionadas con la deficiencia de niacina tal como la pelagra.

Tanto la niacina como la niacinamida están aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para estos usos.

A veces se prefiere a la niacinamida porque no produce “rubor” (enrojecimiento, comezón y hormigueo), uno de los efectos secundarios de la niacina.


El colesterol alto.

Solo la niacina y no la niacinamida parece bajar el colesterol.

Algunos productos de niacina que se usan para el tratamiento del colesterol son productos aprobados por la FDA para la venta con receta médica.

Estos productos de niacina que se venden con receta médica tipicamente vienen en concentraciones de 500 mg o más.

Los suplementos dietéticos de niacina usualmente vienen en concentraciones de 250 mg o menos.

ES EFICAZ EN

  • La osteoartritis. El tomar niacinamida parece aumentar la flexibilidad de las articulaciones y disminuir el dolor y la hinchazón. Es posible que algunas personas que toman niacinamida puedan disminuir la cantidad de medicamentos que toman para el dolor.
  • La enfermedad de Alzheimer. Las personas que consumen más niacina, ya sea en los alimentos o en forma de una multivitamina, parecen tener un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer si se comparan con aquellas que consumen menos niacina. Pero no hay evidencia que indique que el tomar un suplemento de niacina produce algún beneficio en la prevención de la enfermedad de Alzheimer.
  • Las enfermedades del corazón, incluyendo el “endurecimiento de las arterias” (arterioesclerosis).
  • Disminuir el riesgo de un segundo ataque al corazón en los hombres con trastornos al corazón o trastornos circulatorios.
  • La diarrea producida por una infección llamada cólera.
  • La diaberes de tipo 1 y de tipo 2.
  • La prevención de las cataratas, un trastorno de los ojos.

La niacinamida se puede hacer en el cuerpo a partir de la niacina. Cuando se toma en cantidades mayores de las que el cuerpo necesita la niacina se transforma en niacinamida. La niacina y niacinamida son fácilmente solubles en agua y son bien absorbidas cuando se toman por vía oral.

La niacina y niacinamida son necesarias para el funcionamiento normal de las grasas y azúcares en el cuerpo y para la mantención de células sanas. En dosis altas, la niacina y la niacinamida pueden tener efectos diferentes. La niacina podría ayudar a las personas con enfermedades cardíacas por sus efectos beneficiosos en la coagulación. Podría también mejorar los niveles de los triglicéridos, un tipo de grasas que están presentes en la sangre. La niacinamida no tiene efectos beneficiosos en las grasas y no debería ser usada para el tratamiento del colesterol alto o niveles altos de grasas en la sangre.

La deficiencia de niacina puede producir una enfermedad llamada pelagra, la cual produce irritación de la piel, diarrea y demencia. La pelagra era común a principios del siglo veinte, pero es menos común ahora puesto que los alimentos están enriquecidos con niacina. En la cultura occidental la pelagra ha sido virtualmente eliminada.

Las personas con una dieta pobre, con alcoholismo y algunos tipos de tumores de lento crecimiento llamados tumores carcinoides podrían tener un mayor riesgo de deficiencia de niacina.


Puesto que se necesitan dosis altas de niacina para el tratamiento del colesterol, el uso de la niacina en forma de suplemento no es adecuado.