VITAMINA  B1 :  Tiamina                  

Propiedades:

Es la gran aliada del estado de ánimo por su efecto benéfico sobre el sistema nervioso y la actitud mental. Ayuda en casos de depresión, irritabilidad, pérdida de memoria, pérdida de concentración y agotamiento.
Favorece el crecimiento y ayuda a la digestión de carbohidratos

.
Carencias:

El consumo de harinas y cereales refinados, da lugar a las poblaciones que se alimentan con ellos a su falta, la enfermedad se denomina beriberi.

Al estar muy ligada al transporte de energía, su necesidad varía en función de la dieta, por lo que es recomendable una mayor cantidad para aquellos que ingieran muchos carbohidratos refinados, como el pan y arroz blanco, pasta y azúcar, por a personas de avanzada edad y para aquellos con una dieta reducida.

También para fumadores y personas que beben alcohol.
Varios síntomas clínicos atribuidos al exceso de alcohol son deficiencias que provoca este en la absorción de la vitamina.

Lo mismo sucede en el caso de un uso inmoderado de té o café, debido principalmente a los taninos y los ácidos de estas sustancias.

También nos encontramos deficiencias en los niños alimentados a pecho de madres que no tienen tiamina.
La enfermedad se manifiesta con afectación del sistema nervioso y periférico y del sistema cardiovascular, debilidad muscular, pérdida de reflejos, confusión, coma, incluso la muerte.

En los niños hay una forma fulminante, con vómitos, cianosis, convulsiones y muerte por insuficiencia cardiaca.

Excesos: Un suministro excesivo de vitamina B1 puede afectar la producción de tiroxina de la glándula tiroides y causar pérdidas en las otras vitaminas del grupo B, por lo que es recomendable que se tomen todas las vitaminas de este grupo de una forma natural
, evitando cualquier exceso artificial.

Fuentes: levadura de cerveza, huevos, cereales enteros, leguminosas, frutos secos, hígado, carnes, patatas y en menor cantidad en leche y verduras.