MARCADORES TUMORALES                                       

 Marcadores Tumorales      

DIETAS ONLINE

Se consideran marcadores tumorales las sustancias producidas o inducidas
por las células neoplásicas. Estas permiten conocer su presencia, crecimiento,
actividad, evolución o la respuesta al tratamiento un tumor maligno.

La mayoría de los marcadores tumorales no son específicos de una
determinada neoplasia. Con frecuencia, los falsos positivos están asociados
con enfermedades de los tejidos donde son sintetizadas, catabolizadas o
eliminadas estas sustancias.

La sensibilidad de los marcadores tumorales varía en relación con el grado de  evolución del tumor, suelen ser bajas en los primeros pasos y elevadas en las más avanzadas.

La mayoría de los marcadores tumorales pueden no ser de total utilidad en el
diagnóstico, pero sí en el pronóstico, diagnóstico precoz de recidivas y control
evolutivo de la enfermedad.
A continuación se describen los principales marcadores tumorales empleados
en la actualidad

PAP (Fosfatasa ácida prostática)

a) Cáncer de próstata.

• Es un marcador de baja sensibilidad. 


Se eleva a hiperplasia prostática benigna, el carcinoide gastrointestinal,
enfermedades óseas, hepatobiliares, renales, cáncer de testículo, leucemias, linfoma de Hodgkin y enfermedad de Pager

AFP - (alfafetoproteína)


a) Hepatocarcinoma. (Hay buena correlación entre la masa tumoral y el nivel de AFP).

• Puede encontrar elevada en hepatitis virales, cirrosis hepática, hepatitis
alcohólica y enfermedades inflamatorias intestinales.
• No se detecta en la sangre de personas saludables excepto en el embarazo, que se eleva en forma fisiológica producida por el feto en desarrollo.

Beta HCG (Gonadotrofina coriónica-sub.beta).

a) tumores de células germinales (tumores testiculares y de ovario).
b) Tumores trofoblasto.
c) Algunos coriocarcinoma.

• Se eleva en el embarazo (durante el primer trimestre de gestación).
• Puede elevar en cáncer de hígado, estómago, páncreas y pulmón 
 

B2 microglobulina

a) Enfermedades linfoproliferativos como mieloma múltiple, leucemia linfática crónica de células B, linfoma de Hodgkin y no Hodgkin.

• Se puede encontrar elevada en cáncer de mama, riñón y recto, en enfermedades
hepáticas virales, mononucleosis infecciosa y insuficiencia renal crónica.

• Es útil como pronóstico y monitorización de pacientes con SIDA y función renal
de pacientes con trasplante de este órgano.


CA 15-3


a) Carcinoma de mama (útil en la monitorización terapéutica y detección de recidivas).
• Se puede elevar también en enfermedades hepatobiliares y afecciones benignas
de mama y ovario.
• Los cánceres de ovario, pulmón y próstata también pueden elevar los niveles de
este marcador.


 CA 19-9


a) Carcinoma de páncreas y vías biliares.
b) cáncer colorrectal.
c) tumores epiteliales mucinosos de ovario.

• Es menos sensible que el CEA pero más específico, por lo que sugiere dosificar los dos marcadores juntos.
• Se puede elevar también en: pancreatitis aguda, cálculos biliares, colecistitis, cirrosis y fibrosis quística

CA 72-4

a) Carcinomas del tracto digestivo (principalmente estómago).
• También se puede encontrar elevado en cáncer de colon, páncreas, vías biliares y en otras afecciones como insuficiencia renal, hepatopatías crónicas y quistes ováricos.

• Se sugiere determinar este marcador junto con el CEA.

 CA 125


a) Tumores epiteliales de ovario (principalmente serosos), útil en diagnóstico,
monitorización terapéutico y detección precoz de recidivas.

b) Carcinoma de colon, mama y pulmón.

c) Carcinoma endometrial. • Se eleva en tumores benignos de ovario, quistes,
endometriosis, mastopatía fibroquística, ascitis y pancreatitis aguda.
• Se puede encontrar elevado en cáncer de páncreas, hígado y tracto digestivo. 

Calcitonina

a) Carcinoma celular de tiroides. 


 Puede elevar en otros tumores como hepatocarcinoma, cáncer de mama,
próstata, feocromocitoma y neuroblastoma.

• Se pueden encontrar valores superiores al rango de referencia en insuficiencia
renal crónica, fibrosis quística y pseudohipoparatiroidismo

PSA (Antígeno prostático específico)  

a) Cáncer de próstata (útil para el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad).

• Se eleva también en enfermedades benignas de la próstata como: hiperplasia
prostática benigna y prostatitis. En estos casos el PSA se debe valorar junto con la
ecografía y el tacto rectal.

• El índice PSA libre / PSA total puede aportar información en aquellos casos en
que el PSA se encuentra comprendido, entre 4 y 20 pg / ml. Un índice bajo orienta
un posible carcinoma, mientras que en los procesos benignos, el índice es
elevado.El antígeno prostático específico, PSA es una sustancia proteica sintetizada por células de la próstata y su función es la disolución del coágulo seminal.
Es una proteína de síntesis exclusiva en la próstata.

Una pequeñísima parte de este PSA pasa a la circulación sanguínea de hombres enfermos, y es precisamente esta PSA que pasa a la sangre, la que se mide para el diagnóstico, pronóstico y seguimiento del cáncer-tanto localizado como metastásico-y otros trastornos de la próstata, como la prostatitis.

Los niveles normales en sangre de PSA en los hombres sanos son muy bajos, del orden de millones de veces menos que el semen, y se elevan a la enfermedad prostática. Los valores de referencia para el PSA sérico varían según los diferentes laboratorios, aunque normalmente éstos se sitúan en 4 ng / ml. Su producción depende de la presencia de andrógenos y del tamaño de la glándula prostática.

El PSA es producido con el fin de licuar el semen eyaculado y permitir un medio para que los espermatozoides se movilicen libremente.

También se cree que es útil para disolver la capa mucosa cervical, permitiendo la entrada a los espermatozoides. El PSA es una enzima Serín-proteasa, el gen está localizado en el cromosoma 19 (19q13).
  
  

                                                                                                                                  

 CEA - Antígeno CARCINO Embrionario

a) Carcinoma colorrectal.
b) Carcinoma de estómago, pulmón, mama y ovario.
c) tumores pancreáticos, de vejiga, cuello uterino, endometrio y hepatocarcinoma.
• Dada su escasa especificidad se recomienda determinar junto con otros
marcadores.
• Se puede encontrar elevado en afecciones benignas como: enfermedades
pulmonares, hepáticas crónicas, inflamatorias intestinales, obstrucción biliar,
colitis ulcerosa, pancreatitis e insuficiencia renal.
• En personas fumadoras se detectan valores más altos a los encontrados en las
personas sanas.

CYFRA 01.21

a) Cáncer de células no pequeñas de pulmón.
b) carcinoma epidermoide (pulmón, cuello uterino).

• Se puede encontrar elevado en insuficiencia renal, cáncer de vejiga y en otros afecciones de pulmón no cancerosas.


PCA3 - GEN DEL CANCER DE PRÓSTATA


El análisis del gen de cáncer de próstata 3 (PCA3) es un nuevo análisis genético, aunque no es un sustituto del antígeno específico de la próstata (PSA).

Es una herramienta adicional para ayudar a decidir si en hombres con sospecha de tener cáncer de próstata (CaP), p.ej los que tienen un PSA entre 2,5 y 10 ng/mL, es realmente necesaria la biopsia de próstata para diagnosticar el CaP. El PCA3, a diferencia del PSA, es específico del cáncer de próstata.

Esto significa que sólo es producido por las células del CaP y no está afectado por el tamaño de la próstata.

Discrimina mejor que el PSA entre CaP y enfermedades prostáticas benignas/no cancerosas como la hiperplasia benigna de próstata (HBP, es decir el agrandamiento benigno de la próstata) o la prostatitis (la infección de la próstata).

Por lo tanto, el PCA3 ofrece información muy útil, además del PSA, para decidir si la biopsia es realmente necesaria.

Una puntuación de PCA3 alta indica una mayor probabilidad de una biopsia positiva, es decir, de detectar la presencia de células cancerígenas en la próstata.

Una puntuación de PCA3 baja indica una menor probabilidad de una biopsia positiva. Un estudio reciente sugiere que la puntuación de PCA3 también puede distinguir entre CaP no significativo clínicamente del significativo.


 


Importancia clínica

Aunque el PSA es más abundante en el semen, una pequeña proporción se encuentra también en la sangre, a niveles normalmente muy bajos: definidos en el rango de 0,0 a 4,0 ng por mililitro.
 
El punto de corte de los niveles normales puede aumentar según la edad del paciente.
De esta forma, unos niveles de PSA séricos de 4 ng / mL pueden considerarse elevados en persona de 50 años y ser normal en una de 80 años.
Los niveles de PSA varía de forma aleatoria del orden de un 15% en un mismo individuo. Así, un análisis de PSA de 3 ng / mL se puede repetir en otra ocasión y podría dar un resultado de 3,5 ó 2,5 ng / mL de forma natural.
En un paciente hospitalizado los niveles pueden disminuir hasta un 50%.
La mayoría de los hombres tienen niveles de PSA por debajo de 4 nanogramos por mililitro de sangre.
El nivel de PSA sérico es la prueba más sensible para detectar precozmente el cáncer de próstata ya que se eleva en el 65% de los casos aproximadamente.

OBSERVACION IMPORTANTE 

Los niveles de PSA pueden aumentar anormalmente en los casos en que se haya ido a la consulta del urólogo y se le haya practicado un tacto rectal, los 4 días anteriores al análisis.

Sube también en el caso de personas que conducen una moto, bicicleta o montan a caballo.

Aumentan los niveles durante 4 días después de realizar el acto sexual.

Por lo tanto para que un resultado sea exacto sólo se ha de analizar evitando todas estas situaciones durante 4 días antes.

Así mismo dentro del mismo Laboratorio pueden variar según la técnica empleada un + - 0,2 a 0.4 ng / l en los resultados de la misma muestra.
Para los resultados inferiores a 4 ng / ml, el valor del PSA libre, estadísticamente no tiene ningún significado