AMINOACIDOS Y ASOCIACIONES CON EL ANÁLISIS DEL CABELLO

La importancia de los aminoácidos para la economía de nuestro organismo es tan vital como la presencia del agua y del aire.

Las alteraciones o carencias de aminoácidos verificadas pueden conducir a:

  • Alteraciones del metabolismo energético celular.
  • Estados crónicos de fatiga,
  • debilidad muscular,
  • escaso rendimiento atlético.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Artropatías.
  • Trastornos de la digestión y toxemia intestinal.
  • Desordenes de los comportamientos.
  • Modificaciones y/o déficit enzimáticos.
  • Trastornos de la piel y de los cabellos (erupciones cutáneas, alopecia, carencia de pigmento, etc.)

   LISINA

Manifestaciones de carencia: retardo del crecimiento tallo-ponderal, inhibición osificación de la epífisis, modificaciones del ciclo menstrual, de la lactancia de la actividad sexual, anemia.

Este aminoácido es importante para la formación de los anticuerpos, el crecimiento, la síntesis de las proteínas la reparación de los tejidos, la producción de hormonas y enzimas; recientes estudios han
demostrado la capacidad de la Lisina para aumentar las defensas inmunitarias del organismo, frente a los herpes virus.

Se pueden presentar carencias en aquellos que siguen una dieta exclusivamente vegetariana.

Los síntomas de la carencia son lasitud, dificultad de concentración, irritabilidad, pérdida de cabellos, anemia e impotencia.

Una grave deficiencia de Lisina causa una notable disminución en la
capacidad de nuestro organismo para utilizar las grasas para la producción de energía.

Su utilización es indispensable para ayudar a aumentar la energía de la masa muscular, empleando las grasas residuales

   ISOLEUCINA

Manifestaciones de carencia: Alteraciones en a absorción del nitrógeno exógeno con hipoproteinemia, edemas, debilitamiento ponderal.

Este aminoácido de cadena ramificada entra en la formación de la hemoglobina.

Participa activamente en varias funciones enzimáticas importantes como las carboxilasas, biotinidasas, etc., con Treonina, Metionina, Valina y Leucina.

Un déficit múltiple de estos aminoácidos puede provocar alopecia, erupciones cutáneas, hipoxia, anemia megaloblástica

   FENILALANINA

Manifestaciones de carencia: alteraciones de la funcionalidad tiroidea y suprarrenal, anomalías pigmentarias, anemia.

Este aminoácido interviene en la síntesis de la melanina.

Las carencias de Hierro producen el bloqueo metabólico de este aminoácido.

La acumulación celular de este aminoácido inhibe completamente la transferencia de los otros aminoácidos, especialmente Tiroxina y Triptófano.

Es necesaria para la tiroides y para los vasos sanguíneos; es sinérgica con la vitamina C y forma los neurotransmisores.

Es útil en la reducción de sobrepeso

   TREONINA

Manifestaciones de carencia: alteraciones en la absorción del nitrógeno exógeno con hipoproteinemia, edemas, debilitamiento ponderal.

Este aminoácido previene la acumulación de las grasas y es útil en las disfunciones intestinales (ver Isoleucina).

    VALINA

Manifestaciones de carencia: hiperestesia, ataxia, espasmos clónicos rotadores, trastornos de la coordinación muscular, degeneraciones de las células de las prolongaciones anteriores de la médula espinal.

Este aminoácido es de cadena ramificada, útil en el insomnio y en los estados de nerviosismo (ver Isoleucina).

   LEUCINA

Manifestaciones de carencia: atrofia del hígado, de los testículos, del timo, de las suprarrenales, de la hipófisis, queratitis. Hipoproteinemia, proteinemia.

Este aminoácido es de cadena ramificada, equilibra los factores que determinan el sobrepeso y/o los estados de delgadez.

  

 

.

 .

                                                                                             

 

     METIONINA                

Manifestaciones de carencia: degeneración grasa del hígado, cirrosis, disminución de la resistencia a las sustancias tóxicas, anemia, queratitis, lesiones renales, atrofia muscular, hipoproteinemia, alopecia.

Este importantísimo aminoácido sulfurado se convierte en Cistina y en Cisteína; es un valioso aporte alimentario de Colina, de las vitaminas B 12, ác. Fólico, Cobre y vitamina B 6.

Es esencial para la absorción, el transporte y la biodisponibilidad del Selenio.

Estimula la producción del colágeno, con su acción antioxidante desarrolla una protección de los radicales libres.

Con su presencia incrementa la eficacia de Taurina, Cistina, Cisteína, Selenio y Zinc, estimulando el crecimiento de los cabellos.

Otra función importante es reducir los lípidos del hígado, así como proteger los riñones y reducir el colesterol.

Interviene además en importantes funciones del bazo, del páncreas y del sistema linfático (ver Isoleucina).

   TRIPTOFANO

Manifestaciones de carencia: esterilidad, queratitis, catarata, alopecia, falta de esmalte, pelagra, anemia.

Este aminoácido es esencial para el crecimiento óptimo de los niños y para el equilibrio del nitrógeno en los adultos.

Es un favorecedor de la Serotonina.

Es inhibido con frecuencia, a nivel celular, por concentraciones elevadas de Fenilalanina, produciendo de este modo una descompensación en el equilibrio psicosomático del individuo.

Los niveles adecuados de Triptófano en la dieta pueden compensar las carencias de Niacina.

   CISTEINA

Manifestaciones de carencia: necrosis y atrofia hepática, lesiones cutáneas, tendencia a los edemas y a las infecciones.

Este aminoácido contribuye a la constitución de las fenomelaninas, juntos tienen una acción reguladora de la secreción sebácea.

Tiene acción quelante sobre el Cobre, desarrollando una acción de protección sobre sus efectos tóxicos.

La Cisteína se convierte fácilmente en Cistina en presencia de Cobre, Colina, vit. B12 y ác.Fólico.

En los cabellos y en la piel está presente con un porcentaje que va del 10% al 14%, desarrollando doble acción: estimula su crecimiento y protege de los efectos radiactivos.

Puede ser eficaz contra la intoxicación de alcohol y el humo de cigarros, además, siempre está presente en los distintos procesos metabólicos desintoxicantes del organismo.  

         

   SERINA

Aminoácido natural no esencial, favorece los procesos productivos de ADN y puede ser sintetizado por la Glicina.

Se usa como complemento dietético.

   TIROSINA

Manifestaciones de carencia: alteraciones de la funcionalidad tiroidea y suprarrenal, anomalías pigmentarias, anemia.

Este aminoácido se encuentra en la mayor parte de las proteínas y es sintetizado metabolicamente por la Fenilalanina.

Es un favorecedor de las hormonas tiroideas, de las catecolaminas y de la melanina.

Es el aminoácido de base de la síntesis de la Melanina, su déficit determina anomalías en la pigmentación.

Junto a la fenilalanina sostiene la actividad de la tiroides, regenera tanto los glóbulos rojos como los blancos, participa en la actividad de las suprarrenales y de la hipófisis.


   HISTIDINA  

Manifestaciones de carencia: anemia, cataratas.

Es esencial para el desarrollo óptimo de la infancia, es considerado uno de los aminoácidos más importantes por cuanto protege la piel y los cabellos.

Disminuye la acidez de los jugos gástricos y es un favorecedor de la histamina.

 
   ACIDO ASPARTICO

 
Actúa sobre los niveles de amonio en sangre, evitando peligrosos aumentos de los niveles de amonio en el sistema nervioso central.

Está abundantemente presente en las proteínas, es un importante antiasténico.


   GLICINA


Es un importante constituyente del colágeno. Importante para la regeneración de los músculos, de las estructuras tendinosas y de los tejidos conectivos, del sistema nervioso y del cerebro.

Tiene propiedades regenerativas sobre los tejidos cartilaginosos, absorbe los estrés funcionales del sistema esquelético.


   ACIDO GLUTAMICO

Es un aminoácido importante en las funciones cerebrales y nerviosas.

Una buena eficacia intelectual depende de la glutámica; de hecho, el 50% de la composición de los aminoácidos del cerebro está constituida de ác. Glutámico y Gaba.

Es indispensable para la producción de aminoácidos no esenciales.

Es muy útil en los estados de fatiga y reduce la necesidad de alcoholes

   ARGININA

Este aminoácido influye de modo eficaz en la absorción de los otros aminoácidos.

Es indispensable para el funcionamiento de la glándula pituitaria, generadora de la hormona del crecimiento.

La glándula pituitaria disminuye enormemente su producción después de los 50 años.

Esta hormona provee mayor resistencia a la fatiga física, facilitando la conversión de loas grasas en azúcares; refuerza el tejido conectivo y vuelve más robustos tendones y legamitos.

Aumenta las defensas inmunitarias del organismo y favorece la cicatrización de los tejidos.

El aporte aconsejado de Arginina está entre los 1000 mg y 2000 mg al día, con el estómago vacío antes de acostarse, ya que la glándula pituitaria normalmente produce la hormona del crecimiento noventa minutos después de haberse inducido el sueño.


   PROLINA


Es el aminoácido más importante para las articulaciones y los tendones.

Desarrolla una importante acción para la salud de los cartílagos y de los huesos, estimula la formación del colágeno, del cual es el mayor componente.


   ALANINA

Aminoácido natural que existe en dos formas:

alfa-alanina y beta-alanina.

Es un aminoácido no esencial, de hecho nuestro organismo está en condiciones de producirlo por medio de varios ciclos metabólicos.

Es indispensable para la síntesis de la vitamina B5 (ác. Pantoténico).