VITAMINA  :   Tocoferol


Se han identificado cuatro diferentes tipos: alfa, beta, gamma y delta.


Carencias: Anemia, destrucción de glóbulos rojos, degeneración muscular, lesiones renales y esterilidad en los hombres y aborto en las mujeres.
Excesos: Su exceso puede ocasionar trastornos metabólicos. Interactúa con el hierro.
Propiedades: Ayuda a evitar la oxidación producida por los radicales libres, manteniendo la integridad de la membrana celular.

  • Protege también contra la destrucción de la vitamina A, el selenio, los aminoácidos sulfurados y la vitamina C.
  • Alivia la fatiga, previene y disuelve los coágulos sanguíneos y, junto con la vitamina A, protege los pulmones de la contaminación.
  • Proporciona oxígeno al organismo y retarda el envejecimiento celular, por lo que mantiene joven el cuerpo.
  • También acelera la cicatrización de las quemaduras, ayuda a prevenir los abortos espontáneos y calambres en las piernas.
  • Es vital para el metabolismo del hígado, del tejido muscular liso y estriado y del miocardio; protege del deterioro a la glándula suprarrenal y es esencial en la formación de fibras colágenas y elásticas del tejido conjuntivo ..

Fuentes: Aguacate, aceite de oliva, aceitunas, boniato, ciruela, espinacas, espárragos, manzana, moras, plátano, tomate, zanahoria

Búsqueda en MedlinePlus:

         INFORMACION MEDLINE PLUS DE LA VITAMINA E

La Vitamina E es una vitamina que se disuelve en las grasas. Se encuentra presente en muchos alimentos incluyendo los aceites vegetales, los cereales, la carne, las aves de corral, los huevos, la fruta, las verduras, y el aceite de gérmen de trigo. También está disponible como suplemento.

La vitamina E se usa para el tratamiento de la deficiencia de vitamina E, que es poco común, pero puede ocurrir en personas con ciertos trastornos genéticos y en infantes prematuros de muy bajo peso.

Algunas personas usan la vitamina E para el tratamiento y prevención de las enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos que incluyen endurecimiento de las arterias, ataque al corazón, dolor en el pecho, dolor de piernas debido al bloqueo de las arterias, y presión arterial alta.

La vitamina E también se usa para el tratamiento de la diabetes y sus complicaciones. Se usa para prevenir el cáncer, en particular el cáncer del pulmón, y el cáncer oral en fumadores; para el cáncer y pólipos del colon y recto; para el cáncer gástrico, el cáncer de próstata, y el cáncer pancreático.

Algunas personas usan la vitamina E para las enfermedades del cerebro y del sistema nervioso como la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, para la enfermedad de Parkinson, para los calambres nocturnos, para el síndrome de las piernas inquietas, y para la epilepsia si se toma junto con otros medicamentos. La vitamina E también se utiliza para la enfermedad de corea de Huntington y otros trastornos que involucran nervios y músculos.

Las mujeres usan la vitamina E para prevenir las complicaciones al término del embarazo debido a la presión arterial alta (preeclampsia), para el síndrome premenstrual (SPM), los períodos dolorosos, el síndrome de la menopausia, los rubores asociados con el cáncer de mamas, y para los quistes de mama.

Algunas veces la vitamina E es utilizada para disminuir los efectos dañinos de algunos tratamientos médicos tales como la dialisis y la radiación. Se usa también para reducir los efectos secundarios no deseados de los medicamentos tales como la pérdida de cabello en las personas tomando doxorubicin y el daño pulmonar en las personas tomando amiodarona.

La vitamina E se usa algunas veces para mejorar la resistencia física, aumentando la energía, disminuyendo el daño muscular después del ejercicio y mejorando la fuerza muscular.

La vitamina E se usa también para las cataratas, el asma, las infecciones respiratorias, los trastornos de la piel, el envejecimiento, las quemaduras de sol, la fibrosis cística, la infertilidad, la impotencia, el síndrome de fatiga crónica (SFC), las úlceras pépticas, para algunas enfermedades hereditarias, y para prevenir las alergias.

Algunas personas se aplican vitamina E a la piel para impedir el envejecimiento y para la protección contra los efectos de las sustancias químicas que se usan en la terapia para el cáncer (quimioterapia).

La Asociación Americana del Corazón recomienda obtener los antioxidantes, incluyendo la vitamina E, comiendo una dieta bien balanceada, rica en frutas, verduras, y granos enteros y no a través de suplementos mientras no se tenga más información acerca de los riesgos y beneficios de los suplementos.

  •    Eficaz para...

    • La deficiencia de vitamina E.

            Posiblemente eficaz para...
    • Disminuir la posibilidad de muerte de cáncer de la vejiga. El tomar 200 IU de vitamina E por vía oral por más de 10 años parece ayudar a prevenir la muerte por cáncer de la vejiga.
    • La enfermedad de Alzheimer. La vitamina E podría retardar el empeoramiento de la pérdida de memoria en aquellas personas con un caso de Alzheimer moderadamente grave. Pero la vitamina E no parece prevenir la progresión de la enfermedad de Alzheimer desde la pérdida leve de memoria hasta un caso completamente declarado de Alzheimer.
    • Un tipo de artritis llamada artritis reumática. El tomar vitamina E junto con el tratamiento regular para la artritis parece disminuir el dolor.
    • La menstruación dolorosa en niñas adolescentes (dismenorrea). El tomar vitamina E dos días antes y por 3 días después que empieza el sangrado parece disminuir el dolor, gravedad, y duración de la menstruación, y también la pérdida de sangre.
    • El síndrome premenstrual (SPM). El tomar vitamina E por vía oral parece disminuir la ansiedad, los antojos, y la depresión en algunas mujeres con SPM.
    • El daño a los nervios relacionado con la quimioterapia. El tomar vitamina E antes y después del tratamiento de quimioterapia con cisplatin podría disminuir la posibilidad de daño a los nervios.
    • Reducir los síntomas de la enfermedad llamada corea de Huntington. La vitamina E natural (RRR-alpha-tocopherol) puede mejorar considerablemente los síntomas en las personas con enfermedad temprana de Huntington, pero no parece ayudar a las personas con una enfermedad más avanzada.
    • El tratamiento de un trastorno ocular llamado degeneración macular senil (DMS), si se usa junto con otros medicamentos. El tomar vitamina E por vía oral en combinación con vitamina C, betacaroteno y zinc podría retardar el empeoramiento de la degeneración macular senil avanzada (DMS). No se tiene suficiente información para determinar si esta combinación ayuda a las personas con casos menos avanzados de DMS o si previene la DMS. El zinc debe estar presente en la combinación para que se observe algún efecto en la DMS.
    • La artritis reumática (AR). Al parecer si se toma vitamina E junto con el tratamiento estándar para la AR se observa una mayor disminución del dolor en las personas con AR. Pero esta combinación no disminuye la hinchazón (inflamación).
    • La infertilidad masculina.
    • La presión arterial alta durante el embarazo (pre-eclampsia).
    • Trastornos de movimientos llamados diskinesia tardía y dispraxia.
    • La prevención de la enfermedad de Parkinson.
    • Ayudar en el tratamiento de problemas renales en niños (esclerosis glomerular).
    • Ayudar en el tratamiento de un trastorno hereditario llamado deficiencia G6PD.
    • La beta talasemia.
    • La prevención de la demencia en la vejez.
    • Curar un tipo de herida en la piel llamada granuloma anular cuando se aplica sobre la piel.
    • Mejorar la visión en las personas con un trastorno ocular llamado uveitis.
    • Disminuir las quemaduras de sol.
    • Ayudar a curar los ojos después de una cirugía.
    • El tratamiento de una enfermedad ocular en recién nacidos llamada fibroplasia retrolenta.
    • Disminuir la pérdida de sangre en el cerebro y el corazón en bebés prematuros.
    • Ayudar al buen funcionamiento de los medicamentos llamados “nitratos”.
    • Mejorar el rendimiento físico y la fuerza en la gente de edad avanzada.
    • La fibrosis causada por la radiación.

    Posiblemente ineficaz para...

    • La anemia en las personas que se están haciendo diálisis de la sangre.
    • El dolor en el pecho (angina).
    • Los rubores en las personas que han tenido cáncer de mama.
    • El endurecimiento de las arterias (arterioesclerosis).
    • La dificultad para respirar en los recién nacidos.
    • Las infecciones pulmonares en personas de edad avanzada.
    • La insuficiencia cardíaca.
    • El tratamiento de enfermedades musculares llamadas distrofia muscular de Duchenne y distrofia miotónica.
    • La presión arterial alta.
    • Ayudar a las personas que tienen la enfermedad llamada claudicación intermitente a caminar sin dolor.
    • Un tipo de artritis llamado osteoartritis. La vitamina E no parece disminuir el dolor o la rigidez y no parece impedir el empeoramiento de la osteoartritis.
    • El cáncer de la cabeza y del cuello.
    • El cáncer de próstata. Los resultados de las investigaciones que se han hecho sobre los efectos de la vitamina E en el riesgo de cáncer de próstata son contradictorios. Algunos estudios sugieren que tomar más vitamina E parece prevenir el cáncer de próstata. Pero otros estudios más amplios no encuentran ningún beneficio.
    • El cáncer de la faringe.
    • Las heridas en la boca en la gente que fuma.
    • El cáncer del páncreas.
    • Disminuir las cicatrices después de una cirugía.
    • El cáncer del colon y recto.
    • Una enfermedad ocular llamada retinitis pigmentosa.

    Probablemente ineficaz para...

    • La prevención de enfermedades del corazón. El tomar suplementos de vitamina E no previene las enfermedades del corazón. Pero el aumentar el consumo de vitamina E en la dieta podría ser benificioso.
    • La enfermedad benigna de las mamas.
    • El cáncer de mama.
    • El cáncer de los pulmones.

    Insuficiente evidencia para hacer una determinación para...

    • El asma. Hay evidencia contradictoria acerca del papel de la vitamina E en el asma. Algunas investigaciones sugieren que consumir más vitamina E en la dieta parece prevenir el asma. Pero el tomar suplementos de vitamina E no ofrece el mismo beneficio.
    • El cáncer. Algunas investigaciones sugieren que una combinación de vitamina E con vitamina C, betacaroteno, selenio, y zinc disminuye el riesgo de cáncer en los hombres pero no en las mujeres. Los investigadores sospechan que los hombres obtienen una menor cantidad de estas vitaminas de los alimentos y por lo tanto podrían obtener un mayor beneficio de los suplementos.
    • El cáncer del estómago. El tomar vitamina E más caroteno o vitamina C más caroteno no parece prevenir el cáncer de estómago. Pero hay cierta evidencia que indica que el consumir más vitamina E en la dieta podría retardar el progreso del cáncer de estómago.
    • La enfermedad de células falciformes. El tomar vitamina E con ajo envejecido y vitamina C podría ser útil para la anemia de células falciformes.
    • Derrame cerebral producido por un coágulo (ictus isquémico). Hay cierta evidencia que muestra que la vitamina E sintética (all-rac-alfa-tocoferol) podría ayuda a prevenir un derrame cerebral en los fumadores masculinos que tienen diabetes y la presión arterial alta.
    • Los trastornos de la piel.
    • La visión borrosa en las personas de edad avanzada (cataratas).
    • La diabetes.
    • El cáncer del esófago.
    • Las alergias.
    • El síndrome de fatiga crónica (SFC).
    • El cáncer oral.
    • El cáncer a la piel.
    • La epilepsia.
    • Los trastornos menstruales.
    • El nivel alto de grasas en la sangre.
    • La enfermedad del hígado.
    • Un derrame cerebral.
    • Los calambres en las piernas.
    • El resfrío común.
    • Otras condiciones.
    Se necesita más evidencia para aprobar la vitamina E para estos usos.

        La vitamina E es una vitamina importante para el buen funcionamiento de muchos órganos en el cuerpo. Es también un antioxidante. Eso significa que ayuda a retardar los procesos que dañan las células.
    La vitamina E es PROBABLEMENTE SEGURA para la mayoría de las personas sanas si se toma por vía oral o se aplica a la piel.
        La mayoría de la gente no sufre ningún efecto secundario si la toman cada día en la dosis recomendada.

    Si sufre de alguna enfermedad del corazón o diabetes no tome dosis más altas de 400 IU/día. Algunas investigaciones sugieren que dosis altas podrían aumentar la posibilidad de muerte en general y posiblemente causar otros efectos secundarios graves. Mientras más alta la dosis, más grande es el riesgo de efectos secundarios graves.

    Hay información contradictoria sobre el efecto de la vitamina E en la posibilidad de desarrollar cáncer de próstata. Algunas investigaciones sugieren que el tomar grandes cantidades de una multivitamina más un suplemento de vitamina E podría actualmente aumentar la posibilidad de desarrollar cáncer de próstata en algunos hombres.

    Altas dosis pueden también producir náusea, diarrea, retorcijones de estómago, fatiga, debilidad, dolor de cabeza, visión borrosa, comezón, hematomas, y pérdida de sangre.

    Cuando se usa la vitamina E en la dosis diaria recomendada se considera segura para las mujeres que están embarazadas y amamantando. Sin embargo, no tome cantidades más grande sin la autorización de su proveedor de salud médica.

       Advertencias y precauciones especiales:

    •  Embarazo y lactancia: Cuando se usa en la cantidad diaria recomendada, la vitamina E es PROBABLEMENTE SEGURA para las mujeres que están embarazadas y amamantando. Pero, no tome cantidades más altas sin consultar primero a su médico.

        Después de someterse a un procedimiento llamado angioplastia: Inmediatamente antes y después de una angioplastia evite tomar suplementos que contienen vitamina E u otras vitaminas antioxidantes (betacaroteno, vitamina C) sin la supervisión de un médico. Estas vitaminas parecen interferir con su recuperación.

        Bajos niveles de vitamina K (deficiencia de vitamina K): La vitamina E podría empeorar los problemas de coagulación en las personas cuyos niveles de vitamina K están muy bajos.

       Una condición llamada retinitis pigmentosa: 400 IU de all-rac-alfa-tocoferol (vitamina E sintética) parece aumentar la rapidez de la pérdida de visión en las personas con retinitis pigmentosa. Sin embargo, cantidades muchos menores (3 IU) no parecen producir este efecto. Si tiene esta afección, mejor evitar el uso de vitamina E.

        Trastorno hemorrágico: La vitamina E podría empeorar los trastornos hemorrágicos. Tenga cuidado.

        Cáncer de la cabeza o cáncer del cuello: No tome vitamina E en dosis de 400 IU/día o más. La vitamina E podría aumentar la probabilidad de que el cáncer vuelva.

        Cirugía: La vitamina E podría aumentar el riesgo de sangrado durante y después de una cirugía. Deje de tomar vitamina E por lo menos 2 semanas antes de un procedimiento quirúrgico.

        INTERACCIONES DE LA VITAMINA E Serias

      No tome esta combinación
      Ciclosporina (Neoral, Sandimmune)
      El tomar grandes cantidades de vitamina E junto con ciclosporina (Neoral, Sandimmune) podría aumentar la cantidad de ciclosporina (Neoral, Sandimmune) que el cuerpo absorbe. Al aumentar la absorción de la ciclosporina por el cuerpo, la vitamina E podría aumentar los efectos y efectos secundarios de la ciclosporina (Neoral, Sandimmune).

         INTERACCIONES DE LA VITAMINA E Moderadas

      Tenga cuidado con esta combinación
      Medicamentos alterados por el hígado (Sustratos del citocromo P450 3A4 (CYP3A4))
      Algunos medicamentos son alterados y descompuestos por el hígado.

      La vitamina E puede aumentar la rapidez con que el hígado descompone algunos medicamentos. El tomar vitamina E junto con medicamentos que son descompuestos por el hígado puede disminuir la eficacia de algunos medicamentos. Antes de tomar vitamina E converse con su proveedor de atención médica si toma medicamentos que son alterados por el hígado.

        Algunos de los medicamentos alterados por el hígado incluyen lovastatina (Mevacor), ketoconazol, (Nizoral), itraconazol (Sporanox), fexofenadina (Allegra), triazolam (Halcion), y otros.

        Medicamentos para el cáncer (Quimioterapia)
      La vitamina E es un antioxidante. Hay un poco de preocupación de que los antioxidantes podrían disminuir la eficacia de algunos medicamentos que se usan para el cáncer. Pero es demasiado pronto para saber si esta interacción ocurre.

        Medicamentos que retardan la coagulación sanguínea (Medicamentos Anticoagulantes/Antiplaquetarios)
      La vitamina E podría retardar la coagulación sanguínea. El tomar vitamina E junto con medicamentos que también retardan la coagulación podría aumentar la posibilidad de sufrir hematomas y pérdida de sangre.

      Algunos de los medicamentos que retardan la coagulación sanguínea incluyen a Aspirina, clopidogrel (Plavix), diclofenac (Voltaren, Cataflam, otros), ibuprofeno (Advil, Motrin, otros), naproxen (Anaprox, Naprosyn, otros), dalteparin (Fragmin), enoxaparin (Lovenox), heparina, warfarina (Coumadin), y otros
      .

        Medicamentos que se usan para bajar el colesterol (Estatinas)
      El tomar vitamina E, betacaroteno, vitamina C y selenio juntos podría disminuir la eficacia de algunos medicamentos que se usan para bajar el colesterol. No se sabe si la vitamina E, si se toma sola, disminuye la eficacia de algunos medicamentos que se usan para bajar el colesterol.

      Algunos medicamentos que se usan para bajar el colesterol incluyen a atorvastatina (Lipitor), fluvastatina (Lescol), lovastatina (Mevacor), y pravastatina (Pravachol).

         Niacina
    • El tomar vitamina E, betacaroteno, vitamina C y selenio juntos podría disminuir algunos de los efectos beneficiosos de la niacina. La niacina puede aumentar el colesterol bueno. El tomar vitamina E juntos con estas otras vitaminas podría disminuir el colesterol bueno.

         La warfarina (Coumadin) se usa para retardar la coagulación sanguínea. La vitamina E puede también retardar la coagulación sanguínea El tomar vitamina E junto con warfarina (Coumadin) podría aumentar las posibilidades de formación de hematomas y de pérdida de sangre. Asegúrese de controlar su sangre periodicamente. Su dosis de warfarina (Coumadin) podría necesitar ser cambiada.

      ¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?

       
        Ácidos grasos omega 6
      El tomar acidos grasos omega 6, especialmente en dosis altas, puede aumentar la cantidad de vitamina E que el cuerpo necesita.

        Betacaroteno
      Ciertas investigaciones sugieren que la vitamina E podría reducir la absorción del betacaroteno. El cuerpo necesita el betacaroteno para hacer la vitamina A. El tomar 800 unidades de vitamina E al día parece reducir en un 20% los niveles de betacaroteno en la sangre. Dosis mayores de vitamina E pueden reducir aún más el nivel de betacaroteno.

        Hierbas y suplementos que retardan la coagulación sanguínea
      La vitamina E retarda la coagulación sanguínea. El tomar vitamina E junto con hierbas y suplementos que también retardan la coagulación podría aumentar las posibilidades pérdida de sangre en algunas personas. Algunas de estas hierbas incluyen la angélica, la asafétida, el clavo de olor, la salvia miltiorrhiza, el ajo, el jengibre, el ginkgo, el ginseng Panax, el castaño de India, la reina de los prados, el álamo, la cáscara amarga, el trébol rojo, el sauce, y otras.

        Hierro
      Hay preocupación de que grandes dosis de vitamina E (>10 unidades/kg/día) podría retardar la absorción de suplementos de hierro en infantes gravemente anémicos. Evite dosis altas de vitamina E en los infantes. No se sabe si esta interacción ocurre en los adultos.

        Vitamina A
      La vitamina E puede afectar la acción de la vitamina A en el cuerpo.

        Vitamina K
      El tomar dosis de 800 IU/día o más de vitamina E puede disminuir los efectos de la vitamina K. Esto podría aumentar el riesgo de sangrado en la gente que está tomando warfarina u otros medicamentos que retardan la coagulación sanguínea. Las personas con niveles bajos de vitamina K podrían sufrir un riesgo mucho mayor.

      Alimentos ricos en grasas
      El cuerpo necesita las grasas para poder usar la vitamina E. No es necesario aumentar el consumo de grasas en la dieta para asegurarse de que la vitamina E pueda ser usada por el cuerpo.

      DOSIS DE VITAMINA E

      • Para deficiencia de vitamina E: una dosis típica es de 60-75 IU por día de RRR-alfa-tocoferol (Vitamina E natural).
      • Para el trastorno de movimiento llamado diskinesia tardía: 1600 IU diarias de RRR-alfa-tocoferol (Vitamina E natural).
      • Para mejorar la infertilidad masculina: 200-600 IU diarias de vitamina E.
      • Para la enfermedad de Alzheimer: se usan hasta 2000 IU diarias. La terapia de combinación de 5 mg de donepezil (Aricept) y 1000 IU por día se ha usado para retardar la disminución de la memoria en pacientes con la enfermedad de Alzheimer.
      • Para la corea de Huntington en sus primeras etapas: 3000 IU por día de RRR-alfa-tocoferol (Vitamina E natural).
      • Para el dolor de la artritis reumática: 600 IU de vitamina E dos veces al día.
      • Para la prevención de daño a los nervios por el uso de cisplatin: 300 mg diarios de vitamina E (alfa-tocoferol) con cada tratamiento de quimioterapia y se sigue por 3 meses más después de parar el tratamiento con cisplatin.
      • Para mejorar la eficacia de los nitratos que se usan para las enfermedades del corazón: 200 mg de vitamina E tres veces al día.
      • Para disminuir la proteina en la orina de niños con una enfermedad renal llamada esclerosis glomerular focal segmentada: 200 IU de vitamina E.
      • Para la deficiencia de G6PD: 800 IU diarias.
      • Para el síndrome premenstrual (SPM): 400 IU diarias de RRR-alfa-tocoferol (Vitamina E natural).
      • Para los períodos de menstruación dolorosos: 200 IU de vitamina E dos veces al día o 500 IU diarias empezando dos días antes del comienzo del período y continuando por los 3 primeros días de sangrado.
      • Para la curación de los ojos después de una cirugía llamada queratectomía: Se han usado 230 mg de vitamina E (alfa-tocoferil nicotinato) y 25,000 unidades de vitamina A (palmitato de retinol) 3 veces al día por 30 días, y luego continuando dos veces al día por 2 meses.
      • Para la fibrosis causada por la radiación: 1000 IU diarias de vitamina E en combinación con 800 mg de pentoxifilina.
      • Para la beta talasemia: 750 IU diarias de vitamina E.
      • Para la prevención de quemaduras de sol: 1000 IU de RRR-alfa-tocoferol (Vitamina E natural) en combinación con 2 gramos de ácido ascórbico.
      • Para la prevención de un alza de la presión arterial en el embarazo (preeclampsia) en las mujeres con un alto riesgo: 400 IU de vitamina E con 1000 mg de vitamina C diarios.

  • Para obtener el mayor beneficio, es mejor tomar vitamina E que se ha hecho en el laboratorio (all-rac alfa-tocoferol) con la comida.

    La dosificación de la vitamina E se puede prestar a confusión. Las nuevas directrices muestran la ingesta diaria recomendada (RDA) y el nivel de ingesta máximo tolerable (UTL) para la vitamina E en miligramos. Sin embargo, la mayoría de los productos están todavía etiquetados en Unidades Internacionales (IUs).

    Otros nombres

     
    All Rac-Alpha-Tocopherol, Alpha-Tocophérol, Alpha Tocopherol Acetate, Alpha Tocopheryl Acetate, Alpha tocotrienol, Alpha-tocopherol, Beta tocotrienol, Beta-tocopherol, D-Alpha Tocopherol, D-Alpha Tocopheryl Succinate, D-Alpha Tocopheryl Acetate, D-Alpha Tocotrienol, D-Alpha-Tocopherol, D-Alpha-Tocopheryl Acetate, D-Alpha-Tocopheryl Acid Succinate, D-Alpha-Tocopheryl Succinate, D-Alpha-Tocopheryl, D-Beta-Tocopherol, D-Delta-Tocopherol, Delta tocotrienol, Delta-tocopherol, D-Gamma Tocotrienol, D-Gamma-Tocopherol, DL-Alpha-Tocopherol, DL-Alpha-Tocopheryl Acetate, DL-Alpha-Tocopheryl, DL-Tocopherol, D-Tocopherol, D-Tocopheryl Acetate, Fat-Soluble Vitamin, Gamma tocotrienol, Gamma-tocopherol, Mixed Tocopherols, Mixed Tocotrienols, Palm Tocotrienols, Rice Tocotrienols, RRR-Alpha-Tocopherol, Tocopherol Acetate, Tocopherol, Tocopheryl Acetate, Tocopheryl Acid Succinate, Tocopheryl Succinate, Tocotrienol Concentrate, Tocotrienol, Tocotrienols, Vitamin E Acetate, Vitamin E Succinate, Vitamine E.

    Metodología

    Para saber más sobre cómo este artículo fue escrito, refiérase a la metodología de la Base exhaustiva de datos de medicamentos naturales.

    Referencias

    1. United States Pharmacopeial Convention, Inc., ed. Drug Information for the Health Care Professional. 19th ed. Englewood, CO: Micromedex Inc., 1999.
    2. McKevoy GK, ed. AHFS Drug Information. Bethesda, MD: American Society of Health-System Pharmacists, 1998.
    3. Berson EL, Rosner B, Sandberg MA, et al. A randomized trial of vitamin A and vitamin E supplementation for retinitis pigmentosa. Arch Ophthalmol 1993;111:761-72.
    4. Gamel JW, Barr CC. A randomized trial of vitamin A and vitamin E supplementation for retinitis pigmentosa. Arch Ophthalmol 1993;111:1462-3.
    5. Fielder AR. A randomized trial of vitamin A and vitamin E supplementation for retinitis pigmentosa. Arch Ophthalmol 1993;111:1463;discussion 1463-6.