.            VITAMINA C  :   Ácido ascórbico

Necesaria para producir colágeno, importante en el crecimiento y reparación de las células de los tejidos, encías, vasos, huesos y dientes, y para la metabolización de las grasas, por lo que se le atribuye el poder de reducir el colesterol.

Investigaciones han demostrado que una alimentación rica en vitamina C ofrece una protección añadida contra todo tipo de cánceres.

Efectos atribuidos a esta vitamina: mejor cicatrización de heridas, alivio de encías sangrantes, reducción del efecto de muchas sustancias productoras de alergias, prevención del resfriado común, y en general fortalecimiento de las defensas de nuestro organismo.

Carencias: su falta produce escorbuto, poco frecuente en la actualidad. Se caracteriza por encías sangrantes, hemorragias subcutáneas, petequias, retraso en cicatrización. En niños aparecen también lesiones en la metáfisis de los huesos largos, y caries dental.
Entre otros síntomas que pueden conducir a la muerte.

Fuentes: Es principalmente vegetal, se encuentra principalmente en los vegetales y frutas frescas, sobre todo en cítricos, kiwi, pimientos, coles, fresas, y en el hígado.

Al ser una vitamina muy sensible a la luz, temperatura y oxígeno, pierde su contenido en poco tiempo, por eso hay que consumir las frutas frescas, si son en zumos recién exprimidos, las verduras cocidas también pierden parte de sus contenidos.

Propiedades: Actúa como transportadora de oxígeno e hidrógeno, interviene en la oxidación de algunos aminoácidos (tirosina), en la conversión del ácido fólico y en el transporte y absorción intestinal del hierro, interviene en la síntesis del colágeno, participa en los procesos de desintoxicación del hígado y contrarresta los efectos de los nitratos en el estómago.

Alimentos ricos en vitamina C

  • Naranja.
  • Mandarina.
  • Toronja.
  • Limón.
  • Fresas.
  • Frambuesas.
  • Kiwi.
  • Manzana.
  • Zarzamora.
  • Tomate.
  • Espinaca.
  • Patata con su cáscara.
  • Soya.
  • Alcachofa.

    Información de MedlinePlus

    Algunos animales pueden hacer su propia vitamina C, pero la gente debe obtener esta vitamina de los alimentos y otras fuentes. Las frutas frescas, especialmente las frutas cítricas, y las verduras son una buena fuente de vitamina C. La vitamina C se puede hacer también en el laboratorio.

    La mayoría de los expertos recomiendan obtener la vitamina C de una dieta rica en frutas y verduras en lugar de tomar suplementos.

    El jugo de naranja recién exprimido o el concentrado congelado fresco es una mejor elección que el jugo de naranja que se vende listo para beber.

    El jugo fresco contiene más vitamina C activa.

    Para obtener un mayor beneficio beba el jugo de naranja, hecho a partir del concentrado congelado, dentro de una semana después de su reconstitución. Si prefiere el jugo que se vende listo para beber, cómprelo 3 o 4 semanas antes de la fecha de expiración pero una vez que lo abra debe beberlo dentro de una semana.

    Años atrás, se usó la vitamina C para la prevención y el tratamiento del escorbuto. El escorbuto es ahora relativamente poco común. Años atrás fue muy común entre los marineros, piratas, y otros individuos que pasaban embarcados por largos períodos. Cuando los viajes duraban más tiempo que el suministro de frutas y verduras, los marineros empezaban a sufrir de deficiencia de vitamina C, lo que llevaba al escorbuto.

    Ahora en día la vitamina C se usa para la prevención y el tratamiento del resfriado común. Algunas personas la usan para infecciones de las encías, el acné, otras infecciones de la piel, la bronquitis, para la enfermedad causada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), para las úlceras estomacales causadas por la bacteria llamada Helicobacter Pylori, para la tuberculosis, la disentería (una infección del intestino inferior) y para las infecciones de la piel que producen furúnculos (furonculosis). Se usa también para infecciones de la vejiga y de la próstata.

    Algunas personas usan la vitamina C para la depresión, la inhabilidad para pensar, la demencia, la enfermedad de Alzheimer, el estrés físico y mental, la fatiga, y el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

    Se usa también para aumentar la absorción de hierro de los alimentos y para corregir un desequilibrio de las proteínas que ocurre en algunos recién nacidos (tirosinemia).

    Se piensa también que la vitamina C podría ayudar al corazón y los vasos sanguíneos. Se usa para el endurecimiento de las arterias, para prevenir los coágulos en las venas y las arterias, los ataques al corazón, el derrame cerebral, la presión arterial alta, y el colesterol alto.

    La vitamin C se usa también para el glaucoma, para prevenir las cataratas , para prevenir la enfermedad de la vesícula, para las caries dentales, el estreñimiento, la enfermedad de Lyme, para aumentar el sistema inmunológico, para el golpe de calor, la fiebre del heno, el asma, la bronquitis, la fibrosis cística, la infertilidad, la diabetes, el síndrome de fatiga crónica (SFC), el autismo, los trastornos de colágeno, la artritis y la bursitis, para el dolor de espalda y la hinchazón de los discos, el cáncer, y la osteoporosis.

    También se utiliza para mejorar de la resistencia física, retardar el progreso del envejecimiento, para contrarrestar los efectos secundarios del uso de cortisona y medicamentos relacionados, y para ayudar con los síntomas de desintoxicación en el tratamiento de la adicción a la droga.

    A veces, la gente se aplica vitamina C sobre su piel para protejerla del sol, de los contaminantes ambientales y de otros peligros del medio ambiente. La vitamina C también se aplica a la piel como ayuda para el daño causado por la terapia de radiación. 

    Eficaz para...

    • El tratamiento y la prevención de la deficiencia de vitamina C, inluyendo una enfermedad llamada “escorbuto.”
      Mejorar la forma en que el cuerpo absorbe el hierro.
    • El tratamiento de una enfermedad en los recién nacidos llamada tirosinemia cuando se da como una inyección.

    Posiblemente eficaz para...


    •  
      Reducir el riesgo de tener ciertos cánceres de la boca y de las mamas. Esto funciona solamente si se come fruta fresca y vegetales ricos en vitamina C y no con los suplementos de vitamina.

    • El tratamiento del resfrío común. Hay mucha controversia acerca de la eficacia de la vitamina C para el tratamiento del resfrío común. Sin embargo, la mayoría de la evidencia muestra que el tomar altas dosis de vitamina C podría acortar el curso del resfrío en algunos pacientes en 1 a 1.5 días. Pero no es eficaz para la prevención del resfrío común.

    • Bajar la presión arterial alta. El tomar vitamina C junto con los medicamentos tradicionales para el tratamiento de la presión arterial alta parece disminuir la presión arterial sistólica (el número superior en una lectura de presión) en una pequeña cantidad, pero no parece disminuir la presión arterial diastólica (el número inferior). El tomar suplementos de vitamina C solamente, no parece afectar la presión arterial.
      Prevenir las quemaduras de sol. El tomar vitamina C junto con vitamina E parece prevenir las quemaduras de sol. Pero el tomar vitamina C sola no parece prevenir las quemaduras de sol.

    • Disminuir el riesgo de enfermedad a la vesícula biliar. Hay cierta evidencia que indica que el tomar vitamina C podría prevenir la enfermedad de la vesícula biliar en las mujeres. Pero la vitamina C no parece tener este efecto en los hombres.
      Disminuir el empeoramiento de la osteoartritis. El obtener vitamina C de fuentes dietéticas parece prevenir la pérdida de cartílago y el empeoramiento de los síntomas de la osteoartritis.

    • El tratamiento de una enfermedad ocular llamada degeneración macular senil (DMS) cuando se usa con otros medicamentos. El tomar vitamina C en combinación con vitamina E, betacaroteno y zinc diariamente parece ayudar a prevenir la pérdida de visión o retardar el empeoramiento de la DMS en los pacientes con DMS avanzada.). No se tiene suficiente información para determinar si esta combinación ayuda a las personas con casos menos avanzados de DMS o si previene la DMS. El usar vitamina C junto con otros antioxidantes, pero sin zinc, no parece tener ningún efecto en la DMS.

    • Reducir la cantidad de proteínas en la orina en las personas con diabetes tipo 2 (albuminuria). Esto podría ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar enfermedad renal.

    • Enrojecimiento de la piel (eritema) después de un procedimiento cosmético. Hay cierta evidencia que indica que el uso de una crema de vitamina C en particular puede disminuir el enrojecimiento y el tiempo que este dura después de haberse sometido a un procedimiento con láser para remover lasa cicatrices y las arrugas.

    • Disminuir las infecciones pulmonares causadas por ejercicio pesado. El tomar entre 600 mg a 1 gramo de vitamina C por día antes de hacer un ejercicio físico pesado, tal como correr una maratón, podría prevenir las infecciones del tracto respiratorio superior que a veces resultan después de hacer mucho ejercicio.

    • El tratamiento de las úlceras en el estómago causados por la bacteria H. pylori. El tomar vitamina C parece disminuir algunos de los efectos secundarios producidos por el tratamiento. Después que mueren las bacteria H. pylori, la vitamina C parece disminuir la aparición de cambios precancerosos en el tejido estomacal.

    • Ayudar a que los medicamentos que se usan para el dolor de pecho, tal como la nitroglicerina, funcionen por más tiempo.
      Reducir el riesgo en las mujeres de sufrir un trastorno del sistema circulatorio llamado enfermedad de las arterias periféricas.
      La prevención del endurecimiento de las arterias (arterioesclerosis).

    • La prevención de los problemas renales relacionados con el uso de medios de contraste durante la prueba de diagnóstico llamado angiografía.
      Disminuir la transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) de las madres a sus bebés recién nacidos cuando se toma con vitamina B y E.

    • Reducir las complicaciones después de una fractura de muñeca que se llama síndrome complejo de dolor regional o distrofia simpatética refleja
    •  
      Reducir la cantidad de plomo en la sangre comiendo alimentos ricos en vitamina C.

    • Reducir las complicaciones de un embarazo de alto riesgo (pre-eclampsia).

    • Mejorar el rendimiento físico y la fuerza en los ancianos.

    Las arrugas en la piel. Las cremas para la piel que contienen vitamina C o vitamina C en combinación con acetil tirosina, clorhidrato de zinc, hialuronato de sodio y bioflavonoides (Cellex-C High Potency Serum) parecen mejorar las arrugas en la piel de la cara envejecida debido a la exposición al sol.
  • Guisantes.
  • Brócoli.
  • Cebolla.
  • Rábano.
  • Berro.
  • Hinojo.
  • Coliflor.
  • Alfalfa

INTERVIENE EN

  • Reacciones de oxidorreducción.
  • Absorción del hierro.
  • Convierte sales férricas en ferrosas.
  • Conversión de ácido fólico en folínico.
  • Síntesis de mucopolisacáridos.
  • Brinda estabilidad al tejido conectivo.
  • Favorece la cicatrización de las heridas.
  • Aumenta la resistencia a las infecciones.