VIRUS  Es un parásito infeccioso microscópico que sólo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos , y está compuestos tan sólo de material genético, ARN o ADN , pero nunca de ambos simultáneamente y una capa protectora de proteína o de proteína combinada con componentes lipídicos o glúcidos.

Los virus infectan todos los tipos de organismos, desde animales y plantas, hasta bacterias .

Las enfermedades humanas, causadas por virus, más conocidas, son :

  • Poliomielitis,
  • Gripe,
  • Viruela,
  • Sarampión,
  • Fiebre amarilla 
  • Encefalitis,
  • Paperas,
  • Sida HIV,
  • Tracoma.
  • Rotavirus         
  • Rabia
  • Herpes zoster
  • Varicela
  • Papiloma
  • Citomegalovirus 

  • El primer virus conocido fué el virus del mosaico del tabaco, en 1899, y actualmente se han descrito más de 5.000, si bien algunos autores opinan que podrían existir millones de tipos diferentes

    Los virus se hallan en casi todos los ecosistemas de la Tierra y son el tipo de entidad biológica más abundante.

    A diferencia de los priones y viroides, los virus se componen de dos o tres partes:  

    • material genético, que porta la información hereditaria, que puede ser ADN o de ARN;
    • una cubierta proteica que protege a estos genes —llamada cápside— y en algunos también se puede encontrar
    • una bicapa lipídica que los rodea cuando se encuentran fuera de la célula “denominada envoltura vírica”.  

    Los virus varían en su forma, desde simples helicoides o icosaedros hasta estructuras más complejas.

    Los virus se diseminan de muchas maneras diferentes y cada tipo de virus tiene un método distinto de transmisión.

    Entre estos métodos se encuentran los

    • vectores de transmisión, que son otros organismos que los transmiten entre portadores.
    • Los virus vegetales se propagan frecuentemente por insectos que se alimentan de su savia, como los áfidos, mientras que
    • los virus animales se suelen propagar por medio de insectos hematófagos.
    • Por otro lado, otros virus no precisan de vectores: el virus de la gripe (rinovirus) se propaga por el aire a través de los estornudos y la tos
    • los norovirus son transmitidos por vía fecal-oral, o a través de las manos, alimentos y agua contaminados.
    • Los rotavirus se extienden a menudo por contacto directo con niños infectados.
    • El VIH es uno de los muchos virus que se transmiten por contacto sexual o por exposición con sangre infectada.

     

    No todos los virus provocan enfermedades, ya que muchos virus se reproducen sin causar ningún daño al organismo infectado.

     Algunos virus como el VIH pueden producir infecciones permanentes o crónicas cuando el virus continúa replicándose en el cuerpo evadiendo los mecanismos de defensa del huésped.

    En los animales, sin embargo, es frecuente que las infecciones víricas produzcan una respuesta inmunitaria que confiere una inmunidad permanente a la infección.

    Los microrganismos como las bacterias también tienen defensas contra las infecciones víricas, conocidas como sistemas de restricción-modificación.

    Los antibióticos no tienen efecto sobre los virus, pero se han desarrollado medicamentos antivirales para tratar infecciones potencialmente mortales.

    ¿COMO SE REPRODUCEN? REPLICACION


    Los virus se multiplican o se "replican" usando su propio material genético DNA y RNA mismo de hélice doble o sencilla.

    Dependiendo del virus; éste material sirve de ejemplo para las proteinas virales y material genético para reproducir nuevos virus.


    En algunos casos las enzimas también pueden participar en la replicaicon ,pero el proceso general depende de la maquinaria bioquimica que la célula usa para hacer sus propias proteinas.

    La replicación viral es un proceso que incluye varias síntesis separadas y el ensamblaje posterior de todos los componentes, para dar origen a nuevas partículas infecciosas.

    • La replicación se inicia cuando el virus entra en la célula:
    • las enzimas celulares eliminan la cubierta y el ADN o ARN viral se pone en contacto con los ribosomas, dirigiendo la síntesis de proteínas.
    • El ácido nucleico del virus se autoduplica y, una vez que se sintetizan las subunidades proteicas que constituyen la cápsida,
    • los componentes se ensamblan dando lugar a nuevos virus.
    • Una única partícula viral puede originar una progenie de miles.

    Determinados virus se liberan destruyendo la célula infectada, y otros sin embargo salen de la célula sin destruirla por un proceso de exocitosis que aprovecha las propias membranas celulares.

    En algunos casos las infecciones son ‘silenciosas’, es decir, los virus se replican en el interior de la célula sin causar daño evidente.

    Los virus que contienen ARN son sistemas replicativos únicos, ya que el ARN se autoduplica sin la intervención del ADN.

    En algunos casos, el ARN viral funciona como ARN mensajero, y se replica de forma indirecta utilizando el sistema ribosomal y los precursores metabólicos de la célula huésped.

    En otros, los virus llevan en la cubierta una enzima dependiente de ARN que dirige el proceso de síntesis.

    Otros virus de ARN, los retrovirus, pueden producir una enzima que sintetiza ADN a partir de ARN.

    El ADN formado actúa entonces como material genético viral. Durante la infección, los bacteriófagos y los virus animales difieren en su interacción con la superficie de la célula huésped.

    Por ejemplo, en el ciclo del bacteriófago T7, que infecta a la bacteria Escherichia coli, no se producen las fases de adsorción ni de descapsidación.

    El virus se fija primero a la célula y, después, inyecta su ADN dentro de ella. Sin embargo, una vez que el ácido nucleico entra en la célula, los eventos básicos de la replicación viral son los mismos.

    Origen de los Virus

    Los virus son organismos parásitos que infectan células y producen viriones para difundir sus genes.

    La mayoría de las proteínas virales no tienen homólogos en las células modernas, en contradicción con la visión tradicional de los virus como los «ladrones de genes celulares».

    Esto sugiere que los genes virales básicamente tienen su origen durante la replicación de los genomas virales y/o fueron reclutados de linajes celulares ahora extintos.

     Algunas proteínas virales específicas están presentes en virus que infectan a los miembros de los tres dominios de la vida, lo que sugiere que los virus son en realidad muy antiguos.

    En particular, los análisis estructurales de proteínas de la cápside han revelado que al menos dos tipos de viriones se originaron de manera independiente antes que LUCA (el último antepasado universal celular).

    Aunque varias hipótesis han sido recientemente propuestas para explicar el origen de los virus, la aparición de viriones, como un mecanismo específico para la difusión de genes, permanece sin explicación.

    Los avances en la caracterización de los virus a nivel molecular, sugieren que los virus coevolucionan con sus organismos huéspedes,debido a que los virus son parásitos intracelulares extremos y, por lo tanto, requieren de la supervivencia del huésped para poder asegurar su propia supervivencia.

    Es interesante notar que cuando un virus se replica en su huésped natural, tiende a no causar enfermedad en el mismo o causa una enfermedad leve y autolimitada en la mayoría de los casos.

    Varios de los virus conocidos producen enfermedades severas sólo cuando infectan organismos diferentes a sus huéspedes naturales.

    Lo anterior sugiere que buena parte de los virus asociados con la producción de enfermedades, son virus que están en proceso de adaptarse a un nuevo tipo de huésped y que una vez lograda dicha adaptación, la estrategia del virus consiste en perpetuarse y propagarse sin afectar al organismo huésped.

    Se pueden encontrar virus dondequiera que haya organismos vivos, y probablemente existen desde la aparición de las primeras células. Su origen es incierto, puesto que no fosilizan, de manera que sólo se puede especular a partir de diferentes técnicas y ensayos de biología molecular.

    Estas técnicas dependen de la disponibilidad de ADN o ARN vírico antiguo, pero desgraciadamente la mayoría de virus que han sido preservados y almacenados en laboratorios tienen menos de 90 años.

    Los virus, al carecer de las enzimas y precursores metabólicos necesarios para su propia replicación, tienen que obtenerlos de la célula huésped que infectan.

    TEORIAS principales sobre origen de los virus:

    Teoría de la regresión oteoría de la degeneración: es posible que los virus fueran pequeñas células que parasitaban células más grandes. A lo largo del tiempo, los genes que no necesitaban por su parasitismo desaparecieron. Las bacterias Rickettsia y Chlamydia son células vivientes que, como los virus, sólo pueden reproducirse dentro de células huéspedes. El ejemplo de estas bacterias parece apoyar esta teoría, pues es probable que su dependencia del parasitismo haya causado la pérdida de los genes que les permitían sobrevivir fuera de una célula.

    Teoría del origen celular(también llamada «hipótesis del nomadeo» o «hipótesis del vagabundeo») algunos virus podrían haber evolucionado a partir de fragmentos de ADN o ARN que «escaparon» de los genes de un organismo mayor. El ADN fugitivo podría haber provenido de plásmidos (fragmentos de ADN que pueden moverse entre células) o transposones. Estos son moléculas de ADN que se replican y se mueven a diferentes posiciones en el interior de los genes de la célula.

    Antiguamente llamados «genes saltarines», son ejemplos de elementos móviles genéticos y podrían ser el origen de algunos virus.

    Teoría de la coevolución: los virus podrían haber evolucionado de complejas moléculas de proteínas y ácido nucleico, al mismo tiempo que aparecieron las primeras células en la Tierra, y habrían sido dependientes de la vida celular durante muchos millones de años. Los viroides son moléculas de ARN que no son clasificadas como virus porque carecen de envoltura proteica. Sin embargo, tienen características comunes a diversos virus y a menudo se les llama agentes subvíricos

    Los viroides son importantes patógenos de las plantas

    No codifican proteínas, pero interactúan con la célula huésped y la utilizan para replicarse y producir sus proteínas.

    El virus de la hepatitis D de los humanos tiene un genoma de ARN similar al de los viroides pero tiene un envoltorio proteico derivado del virus de la hepatitis B y no puede producir uno propio.

    Por lo tanto, es un virus defectuoso que no puede replicarse sin la ayuda del virus de la hepatitis B

    De la misma forma, el virófago 'sputnik' es dependiente del mimivirus, el cual infecta a Acanthamoeba castellanii

    Estos virus que dependen de otras especies víricas reciben el nombre de satélites, y podrían representar estadios evolutivos intermedios entre los viroides y los virus.

    Los priones son moléculas proteicas infecciosas que no contienen ni ADN ni ARN

    En las ovejas, causan una infección llamada tembladera ovina, y en el ganado vacuno causan encefalopatía espongiforme bovina (la «enfermedad de las vacas locas»).

    En los humanos, causan kuru y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

    Son capaces de replicarse pues algunas proteínas pueden existir en dos formas diferentes y los priones cambian la forma normal de una proteína huésped en la forma del prion.

    Esto inicia una reacción en cadena en la que cada proteína priónica convierte muchas proteínas del huésped en más priones, y estos priones convierten a su vez aún más proteínas en priones.

    Aunque son fundamentalmente diferentes de los virus y los viroides, su descubrimiento da credibilidad a la teoría de que los virus podrían haber evolucionado de moléculas autoreplicadoras.

    El análisis informático de secuencias de ADN de los virus y los huéspedes está produciendo una mejor comprensión de las relaciones evolutivas entre diferentes virus y podría ayudar a identificar los antepasados de los virus modernos.

    En la actualidad, estos análisis no han ayudado a decidir cuál (o cuáles) de las teorías previamente esbozadas es correcta. Sin embargo, parece improbable que todos los virus actualmente conocidos compartan un antepasado común y probablemente los virus han aparecido en varias ocasiones en el pasado por medio de uno o más mecanismos, con lo cual, podrían ser correctas todas ellas.